QUISIERAMOS VOLVER EL TIEMPO ATRAS

QUISIERAMOS VOLVER EL TIEMPO ATRAS

En estas fechas que todo se ha complicado nos gustaría volver el tiempo atrás. Esta es una guía para ser feliz.

Romántico, quizá;
Estúpido tal vez;

Pero es posible que el aroma estimulante, el calor reconfortante, el color negro escalofriante, la conversación interminable y el sabor inigualable del café, nos transporte a aquellos tiempos donde, regocijados con la mejor compañía, disfrutábamos el momento, el espacio y la mejor bebida del mundo.

Porque no podemos transportarnos hoy

A esos cafetales, a esas mesas a esos lugares que fueron, son y serán únicos. Donde la abuela prepara ese café con canela, piloncillo o panela. A esas casas, que antes de ir a la escuela un café con leche te despierta y da la energía necesaria para llegar al recreo.

A esos lugares donde en la mesa.........

Antes de platicar un problema, ese elefante blanco que está en la habitación, se preparan 12 tazas en una cafetera.

Todavía tenemos un respiro, uno que no nos han arrebatado ni las enfermedades ni las guerras, ni las crisis, ni las penas.

Ese respiro que se llama CAFÉ, que se transfiere desde las manos ásperas de quien lo siembra y lo cosecha, hasta las delicadas caricias de quien lo sirve y en ti piensa.